Los 5 pasos del buen vendedor

1. Definición.

Determinar qué es para nosotros un buen vendedor. Dos ejes clave: que quiera serlo, y que acople con nuestra cultura y valores.

2. Selección.

Comparar y elegir según los atributos definidos, priorizando el potencial (calidad humana y actitud), más que la historia

(conocimientos y experiencia).

3. Seducción.

La propuesta debe ser atractiva. No basta con describir actividades, sino además proponer con entusiasmo un proyecto, una visión que atraiga y sea seductora.

4. Desarrollo.

Somos responsables de desarrollar y expandir de forma permanente dos ejes cruciales: competencias (habilidad) y motivación (ganas).

5. Supervisión.

El vendedor necesita que le aportemos nuestra visión para mejorar, y así lograr los objetivos. Hay que ayudarlo a entender cómo gestionar y no sólo cuánto lograr.

Para el cierre, una cita que nos ayuda a ver causas y efectos. George B. Shaw decía: “Del mismo modo que no tenemos derecho a consumir riqueza sin producirla, tampoco lo tenemos a consumir la felicidad sin producirla”.

Grupo Boussy

Desarrollo Profesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *